Antes de empezar a diseñar, lo más importante es entender cómo se va a usar una cocina.  Hay que entender que distintas áreas de trabajo.

Más allá del estilo o el diseño es importante definir una cierta modulación que permita optimizar su FUNCION.

Existen 5 zonas

  • Despensa: espacio de almacenaje de alimentos, conservas, refrigerador.
  • Almacenaje: artefactos, utensilios, herramientas de trabajo.
  • Bacha: zona de limpieza.
  • Preparación: idealmente un mesón amplio de trabajo.
  • Cocción: cocina y horno

Tipos de cocina

  • Lineales
  • En L
  • En U

En relación a estas configuraciones, es importante entender cómo funcionan las diferentes circulaciones. El triángulo de trabajo debe mantenerse en una relación fluida y se deben evitar las circulaciones cruzadas cuando hay más de una persona trabajando.

En este punto siempre es bueno hacerse la pregunta: ¿cómo te gustaría a ti usar tu cocina? o ¿qué aspectos son los que más me incomodan o me gustan de mi cocina actual?